martes, 30 de octubre de 2007

El ocaso de tu sonrisa

Recuerdo con claridad las veces que hablabas por celular con tu mamá, la facilidad con la que tramabas un par de mentiras para excusar alguna falta tuya, o bien para complacer uno de tus tantos caprichos. Hilabas con destreza asombrosa un ardid en tan sólo unos segundos, con mucha naturalidad y coherencia. Yo te miraba anonadado, perplejo; admirando tu capacidad inventiva, tu arte de mentir. Tienes un sentido del humor envidiable; tu compañía es tan grata como escucharte sonreír, tan dulce y risueña. No sólo eras mi enamorada, también eras una amiga cariñosa y engreidora, mi amante embravecida, la mejor compañía del mundo. Pasábamos el día acostados en tu cama, conversando de estupideces, de tonterías que originaban carcajadas aún más tontas. Podíamos quedarnos horas abrazados horas sin decirnos nada, tan sólo sintiendo nuestros cuerpos calientes bajo tus frazadas. A ratos te amaba con excesiva fuerza, con ternura, la cual nunca demostraba en demasía porque te ponías a saltar como un conejito, creyendo que todos los días serían iguales. Siempre trataste de engreírme con el mayor de los desprendimientos, con aquella alma altruista y bondadosa. Me has dado los dos mejores regaos materiales que puedo tener: la almohada de Homero Simpson, al que bien sabes que adoro; nunca la uso, porque no quiero humedecerla con fluidos bucales, los cuales desprendo incansable todas las noches. Y también me obsequiaste el libro que con desesperación quería leer, de aquel escritor al que trato de imitar sin descaro, con aquella dedicatoria tuya tan afectuosa, amorosa, así como eres tú. Cometí el error de serte infiel, aprendí que no vale la pena, a pesar del éxtasis del instante, a la postre, es no sólo vergonzoso sino banal. Regresamos por cosas del destino, las mismas que un día me acercaron a ti. Conozco cada milímetro de tu cuerpo. Aquel par de piecitos que haces gruñir con tanta gracia, aquellas piernas lindas de las cuales siempre te jactas. Tus nalgas poderosas que vi muchas veces contenidas por los jeans que formaban tu figura. Aquel abdomen “chelero” que conserva aún una cintura envidiable, tus senos, hechos a mi medida, ligeramente uno más grande que el otro. Tu sonrisa siempre infinita y contagiosa. Tu voz dulce, que por teléfono es deliciosamente sexy. Tus ojitos grandes y expresivos, con los que derramaste muchas lágrimas inútiles y absurdas por mi culpa. Jamás tuve la intensión de estar contigo, me parecías una loca engreída y tonta. Nunca pensé que duraríamos tanto tiempo juntos, divirtiéndonos tanto. No imagine siquiera el hecho de regresar a tu lado después de mi comportamiento chapucero y desleal. Y aunque me entristezca y sorprenda un poco, nunca pensé terminar así contigo, con un rencor casi del todo injustificado. Calmaste mis expectativas de manera sobresaliente, no puedo asegurar lo mismo de mi persona. Me enseñaste muchas cosas lindas, y algunas también, que nunca quise aprender: los celos, rencor, desconfianza; cosas de las que ahora me río de una manera ambigua. No esperaba que me mintieras de una manera tan admirable, así como lo haces con tu madre. No fue grave, pero fue una mentira. Detesto las mentiras, las detesto más de lo que pensé, porque si me quisieras no me esconderías nada, al menos así es como yo entiendo el amor, quizá de una manera equivocada. Tú eres muy linda, no mereces estar con un ogro como yo, aburrido, apático, pusilánime. No quiero cortarte las alas. Tú eres libre, eres mujer de quien tú ames, a pesar de ser a veces un poco tonta e infantil. El ocaso de tu sonrisa deja un recuerdo maravilloso, inquebrantable. Yo te quiero muchísimo, por ratos te amé. Tú me querías menos de lo que pensaste, lo sospecho. Por ser linda como eres, te pretendieron chicos lindos, guapos, más que yo por supuesto, divertidos: un cantante afeminado, un policía dantesco y aquel chico revoltoso al cual no puedes olvidar del todo. Yo te comprendo y te apoyo en la idea de aventurarte, eres linda. Siempre dije que te parecías a tu madre, hoy lo aseguro, ha influenciado mucho en ti, mucho más de lo que tú crees. Ambas son fantásticas, simpáticas, pizpiretas; las adoro. Me refugiaré sinuoso, sin ningún tipo de encono, por el contrario. Ya dejaste huella en mi camino aún incierto. Te agradezco todo, cada risa, cada lágrima, pidiendo perdón por mis exabruptos. El ocaso de tu sonrisa para mí, será el resplandor de un nuevo día para otro. Eres la mentirosa más linda de todo el mundo, y no puedo negar que te quiero mucho… Sofía.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

Bue... ehhh toi aki ps! ni io misma lo pensé, pero como siempre t dije ke no leia tus historias tontas ia vez ke las leo... ahhh io creo q dbs ponerle máz dibujos ta mui aburrida i ponerle otro color el negro con el blanko s mui común!! jaaa... i ps deben d cambiar d escritor también, sería mejor

Crush!

Sebas dijo...

Hola... amigo, bueno soy amante de la literatura de este tipo, y dejame decirte que escribes muy bien...hasta ahora no te escrito noingun comentario..(es mi primera vez jajaja..) bueno ye q las lecturas que mas me gustarionferon: - "Mi primera vez", "Otra vez casi papá", y esta ultima "el ocaso de tu sonrisa" q supongo va dirijida a tu amada a una mada q se q niegas q los es.... pero bueno saludos y suerte sigue asi....


Sebas..

Anónimo dijo...

yo te adoro!!! t amo con todo mi corazon, me has vuelto a hacer iorar hoy, pero de felicidad x volver a tu lado, x lo q escribes, x lo orgullosa q estoy de ti mi mamorcito beio, lindo y precioso!!, xq toy tan orgullosa de ti!... me haces feliz con cada gesto, cada palabra, cada mirada, las conozco muy bien y me encantan, me hace vibrar totalemnte el corazon, el cuerpo y el alma, como si fuese la 1era vez. te amo, te extraño, te necesito y te deseo tanto tanto tanto.. love u!! sofia

Anónimo dijo...

olaaa!un favor podrias explicarme esto "La única manera de multiplicar el amor, es dividiéndolo" pleasee si kieres me respondes a mi correo luchi_ls@hotmail.. o sino le dices a sofia y ella me dice a mi si?? .. :D aunq t confieso no me gusto lo q hiciste no es mi vida y las cosas q tu hagas y sus consecuencias solo las asumiras tu! asii q le dices a sofii y ella me dice a mi si?? .. lu =)